jueves, 21 de julio de 2016

Mermelada Casera de Ciruelas


Pues eso, que ya comenzamos con las mermeladas y cómo no hacerlo si  el árbol lo pedía a gritos, las ramas casi llegaban al suelo y de repente todas comenzaron a madurar al mismo tiempo, comíamos ciruals a todas horas (con sus consecuencias claro ejem......).... era imposible comernos tal cantidad de ciruelas, asi que niñooooooooos a recoger las ciruelas que van a convertirse en mermelada

Pues al lío.....

MERMELADA CASERA DE CIRUELAS

Ingredientes:

- Ciruelas del árbol o en su defecto del mercadillo más cercano
- Azúcar (la mitad del peso después de cocinarlas y hacerlas puré)
- Zumo de un limón grande
- Una ramita de canela
- Una gran olla, un cucharón de madera, un ventilador (jeje es que hacía calor) y muuucha paciencia

Preparación

Las protagonistas.


Lavamos muy bien y a la olla, sin quitar las semillas



Dejamos hervir revolviendo de vez en cuando.


Fijaos que sueltan un montón de líquido.

Una vez suaves, pasamos a un cacharro más grande y dejamos enfriar.

Pasamos por un colador , pesamos todo el líquido y a la olla de nuevo.

Al pasar por el colador es muy fácil quitar las semillas, ellas simplemente se desprenden de la pulpa de la fruta.

Añadimos la mitad del peso en azúcar, el zumo de limón y la rama de canela.

Dejamos que comience a hervir y bajamos el fuego revolviendo de vez en cuando, a medida que espesa va cambiando de color.

Observad esta maravilla de color. Ya está lista. Al llegar a los 105 grados centígrados ya tenemos mermelada.


Se envasa en caliente, en frascos de vidrio esterilizados en agua hirviendo, yo apenas los saco del agua lleno hasta arriba con la mermelada y los coloco bocabajo para que hagan el vacío.

Mirad que belleza.



Y ahora llega la hora de la verdad... jejejeje



Qué riquísima que está!



Hasta la próxima y gracias por leerme :)

Rumiana

viernes, 24 de junio de 2016

Textura de Madera con Aerógrafo


Hola Blogueros

hoy os traigo una entrada cuyo contenido vale para pintar sobre cualquier superficie, incluso con pinturas comestibles sobre fondant. De hecho la pinturas que he utilizado son las comestibles, que además van fenomenal sobre cartulina.

Vale os voy colocando fotos y os voy contando. Al final en vez de un vídeo lo he hecho con fotos pues el compresor hace un montón de ruido y casi tenia que gritar jijiji.

Vale pues para esto necesitáis tener un mínimo dominio del arerógrafo, el resto os lo explico todo.

Para comenzar, es importante que estemos claros con qué tipo de madera queremos pintar, si es pino, los colores son claros y  amarillentos, si es cerezo, predomina el marrón rojizo y si es nogal, los colores con mas oscuros y amarillentos. Buscad en Internet la madera que queréis pintar y manos a la obra.


Vamos allá...

Necesitamos el aerógrafo, una cartulina y los colores elegidos.

Lo ideal es tener color marrón, amarillo, rojo, negro y naranja, así podéis lograr todos los tonos necesarios.. En este caso con negro y naranja ya me era suficiente para aclarar u oscurecer.



Paso 1. Abrimos bastante la boquilla y damos algunos trazos grandes con marrón claro.




Hacemos un óvalo más o menos a la mitad, allí es donde irá el "ojo" .


Añadimos otro óvalo más pequeño y cerramos un poco la salida de aire, para obtener un trazado más fino. Damos un par de trazos para repasar los anteriores.


Cerramos un poco mas la boquilla para un trazado más fino y agregamos un poco de negro a la pintura para obtener un marrón más oscuro. Hacemos varias líneas de un lado a otro y rodeamos también el "ojo".



Seguimos con los las líneas finas tratando de trabajar lo más cerca posible del papel para que los trazos sean más nítidos.




Oscurecemos un poco más la pintura y seguimos con los trazos finos, esta vez lo más finos posible. Es importante
repasar varias veces incluso sobre un mismo trazado.



Y ya la tenemos lista. Recordad que mientras más se trabaja la madera mejor queda, así que no perdáis la paciencia y pasad varias veces con la boquilla casi cerrada para hacer el trazado más fino.


Gracias por leerme y cualquier duda ya sabéis donde estoy.

Rumiana

lunes, 23 de noviembre de 2015

¡Como conseguir la mantequilla pomada perfecta !

Hola a todos,

hoy os traigo un paso a paso, que os puede sonar simple pero os aseguro que es muuuuy importante para que muchas de nuestras recetas salgan como tiene que ser... y es que cuando en una receta nos piden mantequilla en pomada, muchas veces entramos en crisis... en pomada????? Como es eso?????  Cómo consigo el punto perfecto??? y si la derrito al fuego o pongo en baño de María, no servirá???




Pues NO, en pomada es en pomada y se refiere exactamente a como si fuese una crema saliendo de un tubo, suave, cremosa y fácil de batir. Y porqué en pomada y no derretida?? Pues porque si la derretimos alteramos su composición y os aseguro que el bizcocho, crema o la preparación que estéis haciendo no saldrá igual.

Vale vamos al lío...

1.- Para obtener una mantequilla en pomada perfecta en verano, basta con sacar la mantequilla la nevera 1 hora antes de comenzar a preparar la receta.

2.- Si el ambiente está más bien frío o no se tiene el tiempo para esperar a que la mantequilla se ablande, seguid estos pasos y pronto tendréis una perfecta mantequilla en pomada.

Recordad poner el micro al 30% de potencia e ir de 1 minuto en 1 minuto, de lo contrario, se va a derretir y la habréis estropeado.
Besos a todos y si tenéis preguntas ya sabéis que siempre lo contesto todo!.

Rumiana


domingo, 1 de noviembre de 2015

Confitura de Membrillo

Pues eso, que ya ha llegado la época de los membrillos... esas frutas grandes, "peluditas", hermosas y casi imposibles de comer :)


Pero ciertamente con un aroma y sabor únicos, sobre todo si se convierten en mermelada, confitura, o dulce de membrillo.

Nosotros en casa, somos mas de untar la tostada por las mañanas con alguna mermelada o confitura caseras, y la verdad que ésta de membrillo, me la puedo comer a cucharadas, su sabor es único, de textura muy suave y muy aromática.
En fin, manos a la obra.


Unas semanas antes hay que llamar a todos nuestros amigos y decirles que nos guarden muchos tarritos de cristal de todo lo que coman en casa que venga en tarrito, si con monos mucho mejor (los tarrritos no lo amigos) y lo más importante que las tapas NO tengan agujeros ni  imperfecciones, pues si no, no se puede lograr el vacío. Si no hay tarritos luego no hay confitura ;)


Ingredientes:

- Una bolsa de las de Carrefour llena de membrillos maduros (sabemos que están maduros cuando son amarillos y tienen un suave aroma.
- Azúcar
- Limones
- Una rama de canela

Preparación

Lavamos y quitamos la pelusilla a los membrillos. Con un cuchillo grande y con mucho cuidado, troceamos y quitamos las semillas, no hace falta quitar la piel.
Ponemos en una olla grande con doble fondo y apenas 4 dedos de agua. Dejamos a fuego medio hasta que el membrillo quede muy suave (pinchar con un tenedor).
Escurrimos y reservamos el agua, pesamos y volvemos a meter a la olla, con la mitad del peso en azúcar (aunque yo he puesto 1/3 parte solamente), agregamos el zumo de 2 limones, y la rama de canela, también el agua de la cocción.

Ahora a transformarnos en brujildas y a revolver que si no se quema, hay que poner a fuego bajo y estar casi al lado, revolviendo muchísimo. Cocinamos hasta alcanzar la textura deseada, una hora o así.
Envasamos en caliente (llenar el tarrito hasta arriba)en tarros de cristal previamente esterilizados y ponemos rápidamente la tapa también caliente. Luego dejamos el envase bocabajo para que haga el vacío. Yo cuando veo que se acerca el momento de envasar, pongo al lado una olla bien grande con agua a hervir, y voy metiendo y sacando los tarros a medida que voy envasando, asi garantizo que estén bien calientes tanto tarros como tapas.



Pues eso que ya está y a disfrutar y a compartir con todos los amigos que colaboraron con los tarritos, que compartido siempre sabe mejor!


Rumiana