lunes, 12 de octubre de 2015

Amaretti o delicosas pastitas italianas de almendra

Hace un par de semanas, mi peke de 6 añitos se sentó en la cocina y cogió algunos de mis libros, estuvo hojeando un buen rato y marcando páginas con papelitos, al finalizar me dijo que todas la recetas que él quería probar de esos libros estaban marcadas y que además quería que las hiciésemos juntos :-O 

Yo derretida claro... qué ilusión me hace cuando los niños se meten conmigo en la cocina !!!!!!



Debo confesar que los amaretti no los tenía de primeros en la lista pues, la almendra amarga no me gusta y las veces que las he probado siempre me han sabido demasiado amargos, peeeeeero  miré bien la receta y por ningún lado ponía que obligatoriamente teníamos que usar almendra amarga ni extracto de ella (aunque sé que suele usarse, esta vez las hicimos de harina de almendra normal).




Son bastante fáciles de hacer, y no quitan nada de tiempo ahhhhh y lo mejor de todo: NO TIENEN GRASA AÑADIDA. Solo la grasa propia de las almendras y ya.

Vale vamos con la receta




Amaretti

Ingredientes

1 cucharada de harina de trigo
1 cucharada de fécula de maíz (maicena)
1/2 cucharadita de canela molida
160 gr de azúcar  fino (azúcar blanco normal ligeramente triturado en el procesador de alimentos)
1 cucharadita de ralladura de limón
185 gr de harina de almendras o almendras molidas (la misma de los macarons)
2 claras de huevo
30 gr de azúcar glass.

Preparación


Primero hay que pesar y mezclar la harina de trigo, la maicena, la almendra molida, la canela y la ralladura de limón.

Aparte montar las claras a punto de nieve y añadir el azúcar en forma de lluvia hasta obtener un merengue bien firme (este merengue se llama merengue francés), sabremos que está listo cuando de pone liso y brillante y se forman picos firmes.

Poco a poco iremos agregando cucharadas del merengue a la mezcla de las harinas hasta lograr una preparación homogénea. La metemos en una manga pastelera, cuya punta hemos cortado anteriormente para lograr una abertura de más o menos 1 cm (no hace falta boquilla) y hacemos pequeñas bolitas intercalando los espacios y dejando lugar para que crezcan.


Las dejamos reposar al aire 1 hora. Transcurrido ese tiempo la espolvoreamos con azúcar glass y horneamos a 175 grados centígrados con calor arriba y abajo y aire.

Se hacen muy rápido así que no hay que descuidarse.



¡¡¡Por último las metemos en una lata muy bonita y listoooooooo Amaretti de locura!!!!!


¡¡¡¡¡¡¡ Hasta la próxima!!!!!

Rumiana








No hay comentarios:

Publicar un comentario